El momento en que una madre escucha los latidos del corazón trasplantado de su bebé en el cuerpo de otra niña

Estremecedor, duro y precioso a partes iguales. Así fue con toda seguridad el emotivo y difícil momento en que una madre escucha los latidos del corazón de su bebé fallecido en el cuerpo de la niña de cuatro años que recibió el corazón trasplantado de su hijo.

El conmovedor encuentro, recogido por la revista People, tuvo lugar en el hospital estadounidense en el que se realizó el trasplante. Heather Clark tuvo que tomar la que probablemente fue la decisión más dura de su vida. En 2013, su hijo Lukas falleció con apenas siete meses debido a las complicaciones de un supuesto abuso por parte de un conocido de la familia. Ante esta situación, los padres decidieron que los órganos de Lukas pudieran servir para dar vida a alguien más. Ese alguien fue Jordan.

El corazón del pequeño Lukas fue trasplantado a una niña de apenas 15 meses de edad, quien había pasado su corta vida en el hospital debido a un problema cardíaco (regurgitación de la válvula mitral). El trasplante fue un éxito y Jordan consiguió un corazón sano que le permitió llevar una vida normal.

Un latido para el recuerdo

Dos años más tarde, las madres de Lukas y Jordan se encontraron a través de Facebook a pesar de que la donación fue anónima. Acordaron un emotivo encuentro en el hospital de Phoenix, Arizona (EE.UU.) donde se había realizado la operación. Mediante un fonendoscopio, Heather pudo escuchar el corazón de su hijo Lukas bombeando en el cuerpo de su nueva 'propietaria', la pequeña Jordan. Su rostro, capturado por CNN en un video, evidenciaba la emoción y el shock del momento.

"Lukas se ha ido, pero él va a seguir viviendo a través de Jordan para siempre", comentó la emocionada madre, recordando el difícil momento en el que tuvo que firmar los papeles para la donación. Tras el encuentro con Jordan, tuvo la certeza de que no se había equivocado.

Esther González, la madre de Jordan, también estaba visiblemente emocionada. "Voy a decirle a Jordan que Lukas le salvó la vida". Y la mamá del bebé donante respondió: "Lukas ha dado a Jordan esta oportunidad en la vida y sé que está mirando hacia abajo deseándole lo mejor y diciéndole que viva su vida al máximo".

Subir