Lo que Piqué le prohibía a Shakira

La noticia sobre la disolución de la relación entre Shakira y Gerard Piqué ha provocado revuelo en los medios y entre los aficionados, sobre todo por el carácter controvertido que la rodea.

Tras ser divulgada la separación, Gerard Piqué fue avistado en diversos eventos sociales acompañado de Clara Chía Martí, desencadenando un renovado foco en su ámbito privado y en esta incipiente relación.

Adicionalmente, múltiples admiradores de Shakira han puesto bajo escrutinio su enlace con Piqué, identificando en ciertos momentos gestos aparentemente despreciativos del otrora deportista hacia la intérprete.

Otro elemento que avivó las llamas de la polémica fue un video donde la progenitora de Piqué parecía interactuar con Shakira de forma un tanto áspera, añadiendo así más ingredientes a este culebrón mediático.

Una peculiaridad en la relación que ha salido a la luz se centra en el hábito de Shakira de deambular sin calzado en su residencia. Esta costumbre, que para la cantante es un reflejo de su modo de vida y un lazo con su origen colombiano, parecía ser un foco de incomodidad para Piqué. Reportes sugieren que el futbolista frecuentemente le instaba a calzarse al observarla en tal estado, lo que originaba roces por las divergentes posturas ante este detalle.

Shakira ha manifestado en reiteradas oportunidades que andar sin zapatos es una tradición arraigada en su Barranquilla natal, en Colombia, y constituye un método para mantenerse ligada a sus orígenes.

A pesar de la disconformidad expresada por Piqué, ella mantenía esta práctica.

No obstante, es crucial subrayar que, si bien estos detalles se han propagado ampliamente, la vida íntima de las figuras públicas debería ser abordada con prudencia y tacto.

Los contrastes en tradiciones y rutinas diarias son habituales en las relaciones de pareja y no necesariamente configuran el motivo exclusivo detrás de un desenlace amoroso.

 

Subir