Una salida familiar a un juego de béisbol

Retramite, Texas: Un evento recreativo transformó la vida de la familia Prestwood en un escenario perturbador. Según informes de BTV, su hija recién nacida, Georgia, sufrió lesiones tras ser impactada en la cabeza por una pelota de béisbol en un encuentro de ligas menores de un equipo afiliado a los Rangers de Texas de la MLB.

Durante el enfrentamiento deportivo de los Hickory Crawdads, Hunt Prestwood, el padre de la familia, estaba alimentando a su pequeña en las áreas de picnic, cuando oyeron gritos de "¡Foul!" provenientes de los asistentes al partido.

El padre relató: "Realmente, nunca te imaginas que algo como esto podría suceder". De inmediato intentó resguardar a su hija cubriéndola con su propio cuerpo, pero desafortunadamente, la pelota encontró su objetivo y golpeó a Georgia en la cabeza.

Inicialmente, la niña no mostró signos de malestar y no lloró, lo que llevó a los padres a verificar si respiraba. No obstante, optaron por trasladarla al Centro Médico Regional de Frye, donde se le efectuó una tomografía computarizada. Los resultados evidenciaron una fractura en el cráneo y una hemorragia cerebral.

Dada la gravedad de la situación, los especialistas médicos decidieron que Georgia requería ser evacuada en helicóptero para recibir tratamiento especializado. Le aplicaron un collarín cervical y soluciones intravenosas mientras el personal de enfermería se encargaba de su atención. Hunt Prestwood compartió su angustia a lo largo del delicado proceso.

Se ha reportado que la bebé permaneció en el hospital hasta el lunes bajo observación meticulosa. Por fortuna, la inflamación en su cerebro se redujo y pudo ser dada de alta. Los médicos aseguraron a la familia que el cráneo de Georgia probablemente se recuperará de manera autónoma con el paso del tiempo.

Courtney Prestwood, la madre, manifestó su gratitud y alivio al declarar: "Estamos simplemente agradecidos a Dios por estar de nuevo en casa y tratar de retomar nuestra vida cotidiana". A pesar de los desafíos que aún enfrentan, la familia Prestwood se mantiene optimista mientras apoyan la recuperación de su hija.

Video

Subir